La realidad carcelaría de Pantoja

A Coruña 3 de diciembre del 2014

Ésta semana  pasada la artista “ha sufrido un cambio considerable”

Ya no está apática, ausente y poco comunicativa, como en las primeras horas en prisión, está dando los pasos necesarios para adaptarse a su nueva vida.

Fuentes penitenciarias niegan cualquier trato de favor hacia ella o una supuesta agresión.

Hace una semana que Isabel Pantoja se encuentra cumpliendo condena en la cárcel sevillana de Alcalá de Guadaira y su estancia en el centro penitenciario” se desarrolla con total normalidad”, fuentes penitenciarias han asegurado que la actitud de la artista en esta semana  “ha sufrido un cambio considerable”.

Si Isabel afrontó sus primeras horas entre rejas mostrándose apática, ausente y poco comunicativa, ya estaría “dando los pasos necesarios para adaptarse a su nueva vida”. Cumple los horarios impuestos, acata las órdenes sin rechistar, se muestra cada vez más participativa e intenta ser agradable con unas compañeras que la han recibido “con la expectación propia de ser un personaje público”.

Pantoja permanece en el módulo de respeto, sus compañeras son presas poco conflictivas, en su mayoría españolas de etnia gitana y que cumplen condena por delitos contra la salud pública. Internas que están perfectamente adaptadas a las normas de la cárcel. Desde su llegada. Isabel ha sido incluida en uno de los llamados grupos fijos y su participación en las labores de mantenimiento y limpieza asignadas “es satisfactoria”.

Fuentes penitenciarias han querido aclarar que dichas tareas “no se eligen, se asignan y tienen un carácter rotativo” lo que permite semanalmente al personal experto, que conviven con ella, evaluar su capacidad de adaptación, de convivencia y de solidaridad con el resto de sus compañeras. Pantoja continúa con problemas para conciliar el sueño, pero no cesa en su empeño de mantenerse ocupada el mayor tiempo posible. Esta semana ha recibido la visita del capellán de la cárcel y ya ha solicitado incorporarse al taller de cerámica al que puede acceder en horario de mañana y de tarde.

La pregunta es… ¿Le han pintado la celda y le han cambiado el colchón a la Pantoja? ¿Eso no es un trato de favor?

Un hecho que ha favorecido la aparición de testimonios que aseguran que la artista goza de un trato privilegiado llegando a confirmar que días antes de su llegada le habían acondicionado una celda VIP, lo dicho un lujo penitenciario…

Mientras aseguraban que la artista  se había visto implicada en un episodio violento, hasta han salido en el Sálvame, ex prisioneras de la cárcel, contando como es la vida allí, y si es posible ese enfrentamiento…en fin!, lleva una semana e Isabel Pantoja no defrauda, sigue dando de qué hablar.

Redactado por

Paula Lavilla

Marta Arias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s