La marea roja casi desaparece de las rías y sólo se mantiene cerrado el mejillón

A Coruña, 19 de noviembre de 2014

Las rías gallegas están al fin casi totalmente libres de toxinas. De los cincuenta polígonos de batea de mejillón que hay en Galicia sólo permanece uno cerrado, en Corme, que está cerrado a la explotación de este marisco desde el pasado abril. Así se pude comprobar y también lo tienen publicado en la página web del Instituto Tecnológico para el Control de Medio Marino (Intecmar). Este organismo, que es dependiente de la Consellería do Mar, decretó el viernes pasado la reapertura de tres polígonos que aún permanecían cerrados en Pontevedra, en la parte norte.marisqueo

Los bateeiros mejoran sus condiciones al poder trabajar después de tantos meses de inactividad a causa de la marea roja, pero aún así la tranquilidad no es total. Jesús Castiñeira, presidente de la asociación de productores de mejillones de Combarro y Raxó (Amecomra), reconoce: “Estamos alerta, porque existe una gran incertidumbre con tanto cierre. Este año se está haciendo muy duro porque el año pasado ya estuvimos casi nueve meses de cierre y esto está yendo por un camino terrorífico”.

Desde que recibieron la noticia de la reapertura ya comenzaron a faenar. Lo bueno es que hay mejillón en abundancia, un trabajador reconoció: “El mejillón está saliendo en buenas cantidades para las fábricas porque el mejillón tiene carne y buen precio”, aunque matizó que tras varios meses sin la explotación del mejillón “cayeron de las cuerdas por la causa de que con las aguas calientes que hubo este año hay más semilla en ellas y más sobrepeso”.

En los tres polígonos de la mitad norte de la ría de Pontevedra hay unas cien bateas. En octubre reabrieron ya la mayor parte de las instalaciones gallegas, especialmente en la ría de Arousa.

Además del polígono de mejillón de Corme también permanece cerrado otro, en O Grove, dedicado al cultivo de ostra.

La toxina se ha alejado casi por completo de todos los bancos de marisqueo. De ellos aún sigue vetado a la explotación los de Pontevedra.

La marea roja lleva dos años frustrando las expectativas del sector bateero y marisqueo. En 2014 concedió unas pocas treguas, pero en agosto regresó con mucha fuerza.

En definitivamente este sector en los años 2013 y 2014 no tuvieron un año limpio y tranquilo.

Redactado por:

Seila Canosa

Alexandra Parceiro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s