Salarios de otro planeta

A Coruña, 15 de octubre del 2014

La revista Forbes ha lanzado un nuevo ranking de los deportistas mejor pagados en 2014, clasificación liderada por Floyd Mayweather, con unos ingresos de 105 millones de dólares. Cristiano Ronaldo está en segunda posición, con 80 millones; justo por delante de Lebron James, que ganó 72,3 millones. Leo Messi es el cuarto de la lista con 64,7 millones. El top cinco lo completa Kobe Bryant , con 61,5 millones. Tiger Woods el sexto con 61,2 millones; Roger Federer, séptimo con 56,2 millones, Phil Mickelson, octavo con 53,2 millones, Rafa Nadal noveno con 44,5 millones… Y así sucesivamente hasta llegar al puesto número cien.

images (3)

No son de otro planeta, pero sus sueldos sí. De hecho, su salario es una de las bazas más recurrentes cuando queremos echarles algo en cara. ¿Quién no ha estado alguna vez viendo fútbol y alguien ha dicho “hay que ver con lo que cobran y las pocas ganas que le ponen”?

 La revista Forbes hace cada año esta estimación de lo que ganarán, sumando salario e ingresos publicitarios, los 100 deportistas más remunerados.

Lo primero que destaca en la lista de 2014, y que desmiente uno de los mitos sobre los salarios de los futbolistas, es que “solo” aparecen 15 de ellos. El fútbol es el cuarto deporte en cuanto a representación por detrás del béisbol (27), el baloncesto (18) y el fútbol americano (17). Eso sí, Cristiano Ronaldo y Messi aparecen entre los cinco mejor pagados del mundo.

Curiosamente, el mejor pagado es un boxeador, Floyd Maywather y es el único de los cien que no recibe nada por publicidad.

Nos sorprende también que en esta lista la representación femenina sea más que mínima, sólo tres mujeres y las tres son tenistas: Sharapova, Na Li y Serena Williams.

En numerosas ocasiones hemos defendido que el fútbol actual vive su particular burbuja. En la búsqueda del éxito deportivo a cualquier precio, los clubes se han endeudado muy por encima de sus posibilidades. Unos dirán que sí, que todos tenemos la oportunidad de ser jugadores profesionales y que sólo unos pocos alcanzan el Olimpo del deporte. Otros, quizás más sensatos, se agarrarán a la decadente situación económica actual para posicionarse en contra de estas pagas tan desorbitadas. ¿Deberíamos dejar que el mercado del fútbol se regule sólo o son necesarias directrices que pongan límites a este despropósito económico?

Redactado por

Judit Veira

Diego Rey

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s